Vas a enviar este poema.

"El peregrino"

El peregrino ha sido en otro tiempo
juez y verdugo
y un viento circular le devuelve a su tierra.
Pide perdón a todos
los que dañó.
Agradece en secreto
su propia inexplicable salvación.
Ha vivido en sí mismo
cada lamento y soledad causados.
Así se reconoce
compañero de todos en el dolor
que volvió como llamas
destruyendo el engaño.
Sin entenderlo acepta
el misterio del deseo y sus víctimas.
Sus manos no preguntan y trabajan
en cada herida que se le presenta.
Día a día renueva, sorprendido,
la compañía, las tareas diarias,
la desnuda verdad del cumplimiento de la vida
y toda cosa que junto a él sucede
se ilumina en un cántico.

El envío se hace por correo electrónico; por tanto se necesita tu email y el de la persona destinataria. Una vez enviado el mensaje, esta página descarta ambos emails y no conserva memoria del envío.

En el mensaje, junto con tu texto y el poema, se envía una referencia a esta página.

Si el envío va bien, recibirás una copia en tu buzón.