"Delgado eco"

Vas a enviar este poema.

El sonido
de la primera campana
no ha cesado.

Las aves que vigilan sonriendo
desde los campanarios
lo protegen.

Siempre
guardan silencio.

El envío se hace por correo electrónico; por tanto se necesita tu email y el de la persona destinataria. Una vez enviado el mensaje, esta página descarta ambos emails y no conserva memoria del envío.

En el mensaje, junto con tu texto y el poema, se envía una referencia a esta página.

Si el envío va bien, recibirás una copia en tu buzón.