Vas a enviar este poema.

"El dedo levantado"

Los seres transparentes ven el pájaro
A través de la cáscara del huevo

El final del estío grita de sed
En respuesta el arroyo se desborda

Las almas al borde de la muerte
Reciben esta rara forma de compasión

Bendito el que descubre que está solo
Bendito el salvaje rayo que inicia la lluvia

El envío se hace por correo electrónico; por tanto se necesita tu email y el de la persona destinataria. Una vez enviado el mensaje, esta página descarta ambos emails y no conserva memoria del envío.

En el mensaje, junto con tu texto y el poema, se envía una referencia a esta página.

Si el envío va bien, recibirás una copia en tu buzón.