Ya las sombras me dicen
que estoy solo.
Pero yo sigo andando
como si aún estuviera
unido a tí en la luz.

Aunque el temor oprime
y el pensamiento enfría el aire
espero que tu voz
-tal vez ahora mismo- lo deshaga
como antes tantas veces.

Y no quiero otra voz,
no deseo descanso, ni otra casa
que este camino de retorno a tí.


Vuelve la noche (de Viejos límites)

A veces oigo un eco, a veces lo imagino.
No sé de dónde viene. Lo pongo aquí en palabras,
por si no es para mí. Ya discernís vosotros.

Quiero saber si esto te gusta. Y si quieres comentarme algo.

¿Quieres darme tus comentarios? Si no te importa que te conteste, pon tu dirección de correo.