Vas a enviar este poema.

"A los que están ocultos en sí mismos"

A los que están ocultos en sí mismos.
A los que se agotan
en esfuerzo continuo
por ignorar.
A los que apenas sobreviven
bajo el peso de las falsas noticias.
No los pobres, ni los locos.
No los tontos, ni los inútiles, ni los últimos.
No los que sufren abiertamente
y lloran, piden, gritan.
Estos son fuertes en la verdad y no se esconden.
La soledad de estos es verdadero abandono.
Es bien visible el sufrimiento de estos.
Más bien a los torcidos,
a los que no conocen su miseria,
los que, en su mayor debilidad,
hambrientos,
intentando el poder que desean,
roban, matan o engañan
y aislan a los otros
para aumentar las defensas de su alma.
A los siervos del miedo.
A vosotros, tan profunda, tan sutilmente heridos
que no os atreveis a mirar vuestro propio terror,
oíd que os digo:
Consolaos. Sed fuertes.
No perdurará la mentira.
No os sobrevivirá el mal.
No estáis condenados, ni faltos de amor.
Os levantaréis y volveréis al camino.
Ninguna sombra
recibió autoridad sobre vosotros.
Ya sois libres, ahora, ahora mismo.
No estáis solos.
Levantad la cabeza.
Abrid los ojos, ved a todos los seres
cuyo dolor os guía sin saberlo
para dar este paso necesario.
Pues os están llamando.
Son ellos los que pueden rescataros.
Así, dejad caer todas las armas y murallas que os impiden vivir
y escuchad esos gritos.
Escuchad. Solo es esto.
Concedeos un tiempo de escuchar,
hasta saber si verdaderamente son solo una molestia
o un ser de vuestra misma sangre
que pide ayuda.
El oído despertará el corazón.
El corazón abierto moverá la cabeza y las manos.
Inútil, caerá ese peso insufrible
y quedará por todos olvidado.
Y me veréis.
Veréis lo que ya sois.
Mis queridos hermanos.

El envío se hace por correo electrónico; por tanto se necesita tu email y el de la persona destinataria. Una vez enviado el mensaje, esta página descarta ambos emails y no conserva memoria del envío.

En el mensaje, junto con tu texto y el poema, se envía una referencia a esta página.

Si el envío va bien, recibirás una copia en tu buzón.