Abre la puerta, niña, sal de la casa
Y mira el alba clara, cómo te llama

Ponte el vestido nuevo, deja el pañuelo
Ven a correr conmigo por los senderos

Sal al camino, niña, conmigo o sola
A cambiar esas nieves por amapolas

Dime tú si prefieres vivir llorando
Que mientras te decides yo voy andando

Si no vienes conmigo me dolerá
Niña, ven al camino, ven a cantar

Pero aunque tú no vengas, te llevo dentro
Como gotas de lluvia que lleva el viento

Ven a las arboledas, ven a la vida
A despertar conmigo el agua dormida


Coplas del andarandán (de Canciones y coplas)

A veces oigo un eco, a veces lo imagino.
No sé de dónde viene. Lo pongo aquí en palabras,
por si no es para mí. Ya discernís vosotros.

Quiero saber si esto te gusta. Y si quieres comentarme algo.

¿Quieres darme tus comentarios? Si no te importa que te conteste, pon tu dirección de correo.